Esto explica un hecho crucial sobre la ejecución experta en general: no existe nada parecido al desarrollo de una destreza general. No se puede entrenar la memoria: se entrena la memoria para secuencias de dígitos, o para conjuntos de palabras, o para rostros de personas. No hay un entrenamiento para convertirse en un atleta: se entrena para convertirse en gimnasta, o en esprínter, o en maratoniano, o en nadador, o en baloncestista. No se estudia para ser médico: se estudia para ser diagnosticador, o patólogo, o neurocirujano. Desde luego, algunas personas ciertamente se convierten en expertas en la memoria en general, o en atletas de varios deportes, o en médicos con un amplio conjunto de destrezas, pero lo hacen entrenándose en una serie de áreas distintas.

Anders Ericsson, Robert Pool, Número uno: Secretos para ser el mejor en lo que nos propongamos