El engaño de Ícaro: ¿Hasta dónde quieres volar?

Seth Godin

 

Tú no eres tu carrera. Tu habilidad para seguir las instrucciones no es el secreto de tu éxito. Todos los días nos ocultas tu mejor trabajo, tus mejores intuiciones y lo mejor de ti mismo. Sabemos lo mucho que te implicas, y es una lástima que el sistema trabaje a toda máquina para alejarte de las personas y de los proyectos que te importan. Nadie tiene derecho a que se lo den todo regalado, pero justo cuando lo necesitabas, se te abrió una puerta para que cambiases las cosas. Es una pena haber perdido tanto tiempo, pero sería imperdonable seguir esperando. Eres capaz de aportar mucho. Te necesitamos, y ya.