Un manual de vida

Epicteto

 

No pidas que las cosas lleguen como tú las deseas, sino deséalas tal como lleguen y prosperarás siempre. Nunca digas respecto de nada ‘lo he perdido’, sino ‘lo he devuelto’. En cada cosa que se presente recuerda entrar en ti mismo y buscar allí alguna virtud que tengas para hacer uso adecuado de ese objeto o situación