Edward de Bono

¡Piensa!: Antes de que sea demasiado tarde
Seis sombreros para pensar